Avisar de contenido inadecuado

Haiku, el asombro del haijin

{
}
HAIKU NOTES. Salvatore VinyattiEl asombro del haijin.El haijin, el lector del haiku, los niños, sienten o debieran sentir  la sensación del  asombro, por las cosas sencillas cotidianas que  acontecen delante de ellos.  Para comprenderlo pensemos en un niño que descubre algo que antes era desconocido para él  ¿qué sucede? pues que abre los ojos para “fotografiar lo que ve” y, abre la boca de admiración y asombro;  seguidamente lo admira, lo toca o contempla. ¿Quién no ha visto nunca una reacción de un niño ante un suceso que para él era un descubrimiento? Esta reacción, no la debemos perder nunca como ser humano. Debemos  sorprendernos de las cosas que descubrimos y ser felices, cuál niño ante un descubrimiento que antes desconocíamos, por insignificante que éste sea.Los adultos, hemos aprendido a no asombrarnos, y a dejar de contemplar nuestro entorno, especialmente la naturaleza. La naturaleza, tiene soluciones para nuestra vida cotidiana, pero hay que interpretarla. Esta capacidad para hacerlo es necesaria para comprender la naturaleza, para seguir enriqueciéndonos, para entender y “ver el haiku” que,  en las clasificaciones, el haiku de lo sagrado es toda composición relacionada con la naturaleza (no con lo sagrado de la religión). Todo aquello que hace referencia a la naturaleza sería el haiku: los meses del año ( el kigo) , las estaciones, el clima, los acontecimientos de cada estación, la floración, la caída de la hoja, la siega, el canto de la cigala, el canto del cuco, la vendimia, las siembra de mieses, la luna, las nubes, el sol, el viento, el silencio, los insectos y todos los animales, entiéndase lo sagrado como la creación natural, la belleza natural y la estética de su creación; los sentimientos están inmersos en el concepto, pero el haijin no debe nunca apuntar el “yo” en los haiku.  Debe dejar que el lector con su interpretación lo acabe. Los haiku descriptivos de bellos jardines, creaciones que conllevan admiración y belleza, acostumbran a ser bellos haiku pero a veces sólo dejan admirar su belleza sin la participación del lector.La mayor extensión, en cantidad entre las diferentes clasificaciones de haiku es, el de “lo sagrado”. Las clasificaciones van desde el haiku de:  humor; intimista; filosófico; pocos de amor y menos aún, erótico. De hecho el erótico, no tiene ninguna existencia en la historia del haiku, por ello no se debe confundir el amor con lo erótico. El haiku, es estética y belleza, es contemplación, meditación y captar el momento con palabras llanas del lenguaje vulgar o estándar de cada idioma. Un haijin puede ser usted mismo lector.Finalmente, se dice que hace falta inspiración para componer un haiku, pero mejor sería entender que el haiku que vamos a componer está ya hecho en la naturaleza. Nuestros ojos captan el momento que sucede (el haiku está hecho) después escribimos lo que vemos y lo que sentimos, finalmente la síntesis del último verso será la culminación de nuestro haiku visto por nuestros ojos, hemos hecho de “notario” y lo hemos escrito para que se lea. Las interpretaciones son todas buenas, no hay una sola interpretación.
{
}

Álbum de fotos de Haiku, el asombro del haijin

2 de 2

Ver fotos de Haiku, el asombro del haijin

{
}

Comentarios Haiku, el asombro del haijin

wenas pixasiros a la mierda los haikus son para frikis komo los k lo lean. dew
pipa pipa 11/04/2008 a las 11:27

Deja tu comentario Haiku, el asombro del haijin

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre